Fachadas ventiladas y aplacados. - Requisitos | PDF

La fachada ventilada se materializa al colocar un revestimiento rígido más o menos delgado separado del soporte de la fachada

La fachada ventilada se materializa al colocar un revestimiento rígido más o menos delgado separado del soporte de la fachada, pero fijado a él, para poder transmitir las acciones debidas al viento, peso propio y tensiones de origen térmico

Como se sabe, los vientos son corrientes de convección en la atmósfera que tienden a igualar la diferencia de calentamiento en las diversas zonas del planeta. El aire más caliente flota sobre el más frío y es por eso que las masas de aire se mueven de un lado para otro, subiendo, bajando y finalmente mezclándose entre si. El viento es, por tanto, el desplazamiento horizontal del aire.

Cuando una corriente choca con un edificio aminora su flujo, haciendo que cierta cantidad llegue al interior mientras que otra parte se desvía alrededor de él, hacia arriba o hacia sus lados adyacentes y tarda un cierto tiempo en bajar de nuevo a la superficie para recuperar su dirección y presión originales.

En el lado que está frente al viento, también llamado barlovento, se crea un área en el que el aire adquiere una mayor presión y es dirigido hacia el interior del edificio. Al lado opuesto o sotavento, la presión es menor y el flujo de aire va hacia fuera. A lo largo de este recorrido se forma a sotavento una zona de calma que se llena gradualmente de aire y la presión que no se escapa retorna hacia el edificio. Más o menos a una distancia de 7 veces la altura de la edificación la corriente recupera su velocidad inicial.

La fachada ventilada se ejecuta colocando piezas delgadas de piedra, cerámica u otros materiales, sujetas al soporte mediante anclajes metálicos situados en posición vista u oculta, quedando entre aplacado y zona portante un espacio por el que puede circular una corriente de aire.

La cámara de aire en estas fachadas suele tener una anchura de, al menos, 2,5 veces el espesor de la placa.

3. Ventajas e inconvenientes de los sistemas con cámara ventilada

3.1. Ventajas

[2column] [content]
[/content] [content]
[/content] [/2column]
Ahorro energético (25 a 40%) Valor empleado habitualmente que debe ser objeto de un proyecto de investigación que contemple los siguientes aspectos:
  1. Simulación inicial en CFD sobre un modelo básico para realizar los cálculos teóricos de las propiedades de transmisión.
  2. Se caracterizaría sobre dos condiciones exteriores básicas.
Radiación (interior 22º C y exterior 33º C, con una radiación de 800 w/m2).

Gradiente térmico sin radiación (interior 22º C y exterior 35 º C y 0º C)

Estudio experimental básico y corroboración del modelo. Estudios para determinar las propiedades de transmisión en estado estacionario (u equivalente) y dinámico (inercia térmica y desfase) bajo diferentes condiciones de ensayo.
  • ventilación natural
  • ventilación forzada
  • ventilación forzada + simulador solar
Estudio completo mediante CFD y caracterización de la fachada. Se realizaría considerando como variable Obra soporte Fachada ventilada material

Menor absorción de calor en los meses cálidos con lo que se consigue un notable ahorro de acondicionamiento.

Menor dispersión de calor. Fuerte ahorro energético en los meses fríos.

En los meses de verano la corriente de aire fresco que se genera en el interior de la cámara, evita el recalentamiento de los parámetros al impedir que la temperatura interior se eleve. En invierno, la tendencia es la inversa.

La citada corriente de aire se produce por el “efecto chimenea” originado por el calentamiento del parámetro exterior, que provoca una variación en la densidad de la capa de aire, con el consiguiente movimiento de ascensión.
  • Reduce saltos térmicos (favorece la estabilidad dimensional).
  • Evita humedades.
  • Optimiza el aprovechamiento de la inercia térmica del muro portante.
  • Mejora el aislamiento acústico en frecuencias medias-altas (1000 Hz).
  • No se producen condensaciones intersticiales. Mediante el diagrama de Glaser se puede comprobar que con el aislamiento exterior no se forman condensaciones, porque la curva de la presión de vapor de agua en ambiente saturado no intercepta la curva generada por la presión del vapor de agua en ambiente húmedo pero no saturado.
  • Con suficiente aislamiento no se producen condensaciones superficiales interiores.
  • Evita puentes térmicos. Casi un 20% de la energía que se pierde en un edificio se va a través de los puentes térmicos.
  • Adaptabilidad al soporte estructural sobre el que se sustenta, corrige errores de falta de planeidad.
  • Frente a las fachadas amorteradas, elimina el riesgo de que aparezcan humedades y eflorescencias en la piedra.

4.1. El aislamiento higrotérmico

La ventilación mejora el comportamiento higrotérmico de la solución constructiva al evitar que se llegue a calentar el aire en la cámara y se produzca la consiguiente transmisión de calor por convección hacia el interior. Además el aire que circula por la cámara favorece la evacuación del vapor de agua que se transmite desde el espacio interior.


El aislamiento garantiza el correcto comportamiento térmico de la solución. La disposición del aislamiento forrando la totalidad del soporte impide que se produzcan puentes térmicos y condensaciones tanto superficiales como interiores.
Da tu opinión:

Publicar un comentario

[blogger][facebook][disqus]

ivythemes

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget